«Son unos pin…»

Por:José Rey Echenique

Remesa, Recarga y Reguetón. ¿Usted ve descontento social en el pueblo de Cuba por lo del Congreso? ¿Usted ve a la gente manifestándose en la calle, poniéndole el pecho a las balas como hacían las multitudes en Sudáfrica, bajo el mando de Winni Mandela, o en la plaza Tianamen en China, mientras nosotros estábamos en pleno período especial esperando por las primeras remesas del norte? Si usted no ve ese descontento social, esas manifestaciones, esos actos de heroísmo hoy, en busca de la libertad, entonces ¿por qué espera que la comunidad internacional se enfrente a la dictadura por usted; o que haya un cambio a favor de un pueblo inerte, resignado, que se divierte, estudia, trabaja y defiende su patria como dice el slogan de los propios comunistas, un pueblo de hombres con voces quejumbrosas y de criaturas sin vergüenzas?

¿Cómo puede esperar usted que el gobierno de EE. UU., pueda intervenir en Cuba, cuando acabamos de ver que algunos congresistas norteamericanos, justo después del VIII Congreso, abogan porque la entrevista para la reunificación familiar, se realice en la Base Naval de Guantánamo? ¿Acaso estos Congresistas, ya no contemplan una futura libertad de Cuba a mediano ni cercano plazo, y esperan que realmente habrá continuidad del régimen? ¿Será que el cubano espera de que el Espíritu Santo le libere el país, le dé libertad, le dé comida y cerveza Cristal los fines de semana? ¿Será que en el imaginario social está arraigada la creencia de que con un buen tema musical, una conga chancletera , es posible derrocar a una dictadura militar, con un complejo sistema de inteligencia y contrainteligencia ? ¿Pero dígame amigo lector, cubano, exiliado, usted cree que es algo digno esperar que la libertad llegue por carambola, con intervención sobrenatural, con el uso y abuso de la brujería, santiguándose o haciendo yoga?

¿Usted piensa que aprendiéndose de memoria frases de Félix Varela, de José Martí, fragmentos de la Constitución del 40, los burócratas del Castrismo tendrán compasión por usted como pueblo, o admirarán su inteligencia, y al otro día la dictadura reconocerá su error públicamente y se confesará frente a las cámaras del NTV, en tono de autocrítica.

Perdonen, querido pueblo cubano, por todas las molestias que en 62 años les hemos causado…hoy, aquí, tenemos que reconocer que hemos sido unos pinga todos estos años“? ¿Usted, amigo lector, cubano, no siente vergüenza cuando mira a otros pueblos que lograron liberarse del yugo, a fuerza de sacrificio y sangre, a fuerza de heroísmo? ¿Qué espera el pueblo de Cuba? ¿Remesas, Recarga, y reguetón es la única respuesta a tanta ignominia?. Sí.

Total Page Visits: 136 - Today Page Visits: 2