Actualidad Cultural

Max Stirner, patriarca de Egofitness («El ego y sus bienes»)

Esta unicidad de egoístas constituye una asociación puramente instrumental cuyo bien es únicamente la ventaja que los individuos implicados pueden obtener para la consecución de sus objetivos individuales; no hay fines finales compartidos y la asociación no se valora en sí misma. En su respuesta a Los críticos de Stirner, imagina dos escenas callejeras conmovedoras para ilustrar la unidad egoísta: en la primera, los niños se encuentran por casualidad y se dedican espontáneamente a la «camaradería del juego»; y, en la segunda, se encuentra con sus amigos antes de ir a tomar una copa, no por lealtad, sino por la expectativa del placer.