La «ira» como voluntad y representación

Ellos volvieron a controlar la «ira», el orgullo, la autoestima, el «thymós». Después de Espejo de paciencia, el «movimiento de liberación» (1868, 1895 y 1959) en Cuba se basó en el contagio de la ira sobre el pueblo. Convirtieron la «ira» en institución política y cultural (movimientos, partidos y asociaciones). Y ahora vuelve a surgir la «ira» en forma de «oposición». La «ira» como voluntad dio origen al comunismo en Cuba y con la ira la «oposición». La ira es el motor de la lucha de clase.

Estamos en un buen momento iracundo, de autoestima y orgullo y nación.

¡Viva Aquiles!

Dice Espejo de paciencia

La idea «in abstracta» no es mía, pero es mía…

Canten los unos el terror y espanto
Que causó en Troya el Paladión preñado:
Celebren otros la prision y el llanto
De Angélica y el Orco enamorado:
Que yo en mis versos solo escribo y canto
La prision de un Obispo consagrado:
Tan justo, tan benévolo y tan quisto
Que debe ser el sucesor de Cristo.