Garabateando sobre la Izquierda

Por: Patronio

Las sociedades siempre se han instituido a partir del poder vertical. Así tenemos los pares rey/ plebeyo, lord/súbdito, Papa/ iglesia, general/ soldado, cacique/ indio, etc., hasta llegar al binomio más o menos moderno democracia/ pueblo con lecturas que definen al individuo como de derecha o de izquierda, nomenclaturas que también provienen de haber estado ubicado, en franca oposición partidaria, a un lado u otro del Rey.

Según algunos autores los términos Derecha o Izquierda datan de la época de la Revolución Francesa, específicamente de la sesión del 28 de agosto de 1789, cuando ya constituido el tercer estado como Asamblea Nacional, acaso por analogía con la Cámara de los Comunes, en la que el partido en el poder se sienta siempre a la derecha, dejando la izquierda para la oposición. Desde entonces, los partidarios del veto real absoluto se pusieron a la derecha y los que se atenían a un veto suavizado, o nulo, a la izquierda. Esta disposición de la Asamblea” —como decía Mirabeau se adopta de modo oficial desde el 15 de septiembre de 1789.

Lo curioso del caso es que la tan llevada y traída Revolución Francesa decapita a un rey bajo el principio de Libertad, Igualdad y Fraternidad para imponer una especie de oclocracia que, entre muchas lecturas, luego los bolcheviques en 1903 reformulan bajo el concepto de Dictadura del Proletariado con sus sobradas intransigencias de izquierda.

Pero el cuento es más largo y no cabe en los marcos de este Cara e’ libro mío. Basta con resumir que no era suficiente solo oponerse. La idea de la izquierda debía de venir acompañada del mito a través de una práctica definida como Agitación y Propaganda cuyo objetivo subvertiría cualquier idea o tendencia que no contemplara el bienestar del pueblo—: otro concepto también secuestrado por Hitler, Stalin, Mao, y el más venturoso de todos, Fidel Castro y su pandilla.

Para ellos, a diferencia de  cualquier dictadura de derecha, igualmente atroz y asesina, la de izquierda propone una narrativa de igualdad y bienestar que eclipsa el empobrecimiento material y espiritual de la sociedad y la persona humana, al punto que desde la igualdad en la pobreza, muchos sectores sociales siguen defendiendo la tal Dictadura del Proletariado, recalentada en movimientos de supuestas reivindicaciones, a saber, raciales, obreras o feministas, o más recientemente a través del grupo terrorista Black Lives Matter que tanto entusiasmo genital ha levantado entre sus miembros. Ciertamente, habría mucho, muchísimo que añadir solo para refrescar eventos a los desmemoriados por elección. Pero cierro en breve con este epifonema en versos de Lennon:

The way things are going
They’re going to crucify me.

…des-continuará.

Total Page Visits: 270 - Today Page Visits: 1