Tania Bruguera y el «miedo» del pueblo de Cuba

Por Pedro Díaz Méndez

Tania asevera que el pueblo de Cuba tiene miedo sustituir el castrismo porque no tiene idea con qué sustituirlo. ¿El arte puede construir un imaginario, canalizar lo emocional en una acción ética? Y es que Tania no habla de tumbar ni de abolir, sino de construir un imaginario para sustituir algo siniestro y carnívoro por algo sublime, espiritual, y ético surgido desde la emoción.

Mientras tanto, que los crímenes cometidos por el régimen a lo largo de 60 y tantos años queden sumergidos en lo profundo de la historia; en otras palabras, soslayados por completo. Yo diría más que eso: pretenden hacerle un borrón permanente a la memoria histórica colectiva de la nación y comenzar a escribir una nueva desde una hoja en blanco, como si no hubiésemos tenido cultura, ni tradición, ni identidad, ni una longeva dictadura.

Yo me pregunto, ¿cómo exactamente funcionaría el acto de alquimia propuesto por los nuevos artistas disidentes? ¿Cuál sería exactamente esa acción ética canalizada desde el supuesto imaginario? ¿En qué consistiría? Ya sabemos, según Tania, quienes la emprenderían: los artistas. Mis preguntas son retóricas. Y desde que George Soros estuvo de visita en La Habana hace apenas un mes, no es difícil imaginar las respuestas a cada una de ellas. La triste realidad es que no habría justicia poética.

El cambio, el imaginario que canalizaría lo emocional en una acción ética, no traería justicia poética al final de nuestro melodrama nacional.

Total Page Visits: 418 - Today Page Visits: 1