«Mamerto» con positividad

Por La Máscara Negra

En el epígrafe sobre «Los Mamertos» en el libro de entrevista «Armado hasta el nombre y el apellido», al «individuo precario» se le relaciona con las características del «hombre sin atributos» de la novela de Robert Musil. El «mamerto» es aquella persona desprovista de cualidades.

La contravención literalmente es cierta. Pero Musil confiere a su personaje sin atributos muchas cualidades. «Sin atributos» significa, según Musil, estar fuera del camino del «estado-hormiguero», lo cual es, según la culminación completa en el sentido de Goethe, una gran cualidad. Para Musil el «mamerto con atributos» no se consideraría un «hombre completo frente al mundo completo, sino que un algo humano se mueve en un común líquido nutritivo».

El ataque a la «imperialidad» de parte del «Estado hormiguero», fragmentado en mamertos, se expresa cuando el hombre sin atributos habla sobre los medios de difusión: «no tienes más que echar una ojeada al periódico. Está lleno de una inmensa opacidad. Se habla de tantas cosas que ni la inteligencia de Leibniz sería capaz de abarcarlas. Pero nadie se da cuenta; hemos cambiado».

La idea de «imperialidad» ya no existía en kakania. Tampoco existe en Playa Albina. Al hombre sin atributos de kakiana le quedaban dos opciones: la realidad o la mística. Al Mamerto de Playa Albina solo le queda la positividad.

Visits: 295 Today: 1