Una definición arbitraria; cubanidad y los medios

Por Mantequilla Navajas

Que la cubanidad constituya una forma simbólica, jurídica y espiritual para proteger la vida colectiva del pueblo cubano, no le cabe la menor duda a la ciencia cultural inmunológica. La cubanidad puede representar un estado de la metafísica cuya sociedad, la cubana, queda guarecida frente a la perenne peligrosidad invasiva de la aculturación.

La cubanidad se traduce también en cuatro signos vitales de la cultura inmunológica del espíritu:

la respiración y ritmo de la transmisión hereditaria,

el mestizaje étnico,

tradiciones de la cultura popular

cosmovisión ritual del imaginario ante la trascendencia y la muerte,

Todos juntos constituyen un sistema de comunidad artística, literaria y del imaginario colectivo con una tendencia a permanecer durante largo periodos de tiempo.

La cubanidad, por consiguiente, no se proyecta en un nacionalismo militante sino en una convocatoria cultural sans phrase de la cultura nacional. Lo que se llama espíritu de la cubanidad es una tecno-idealización de la defensa ante el mundo; pero el espíritu en este contexto no colma tal enunciado.

El espíritu de la cubanidad puede ser descrito también un medio de comunicación entre la enfermedad de la cultura y la cura. Quien intente transitar por el lado esotérico de la realidad y el sueño, se toparán con que el espíritu es una forma de vida de los medias contemporáneas.

Visits: 456 Today: 1