The last Bildungsroman (El Principito)

Por Coloso de Rodas

«Amarás la tierra de tus hijos;
este amor será tu nueva nobleza…»
Friedrich Nietzsche, Así habló Zaratustra
(De tablas viejas y nuevas)

Ediciones Exodus, 2021

La diversidad de opiniones e interpretaciones entre los comentaristas sobre este tema lo ha demostrado suficientemente. Las manifestaciones más importantes de este tema se encuentran, obviamente, en sus novelas y, sobre todo, en Piloto de guerra. La acción en la que está inmerso el propio autor…
————-

Desde este punto de vista, se ha ignorado el hecho de que el tempestuoso éxito de El Principito, entre innumerables lectores de todo el mundo —existe más de 300 ediciones en casi todas las lenguas—, puede atribuirse también… los impulsos de Nietzsche por dejar testimonios a fines del siglo xix de una época de la cultura donde ya estaba…). En vez de un Dios que ríe, evocado por Nietzsche cuatro décadas después, aparece El Principito triste…

———–


Una reciente publicación, 2015, italiana, con el sugerente o quizás comercialmente atractivo título El secreto del Principito revelado. Aforismos, escenas memorables y enseñanzas de El Principito y que intenta revelar …


En efecto, al igual que las ideas del Romanticismo sobre el origen de la poesía a partir de la infancia y la niñez fructifican en las visiones de las enseñanzas de Nietzsche, las referencias de Nietzsche a una nueva nobleza…

Tanto los impulsos de Nietzsche como los de Saint-Exupéry se basan en la convicción romántica e idílica de…

Le pareció muy bien que el gran Bildungsroman -ese tropiezo superior de los individuos en el camino hacia sí mismos- se pusiera en una versión abreviada contemporánea. Al fin y al cabo, era el año 1942 cuando se escribió El Principito, y ya se sabía entonces que…

Del epílogo, Angel Velázquez Callejas

El eterno niño que soy

El verdadero valor de las cosas no siempre es evidente: Lo esencial es invisible a los ojos. —Escribe el escritor francés Antoine de Saint-Exupéry. El principito es uno de mis libros de cabecera, que he leído varias veces y siempre encuentro una visión diferente a la anterior.

Utilizo el puzle, como elemento metafórico de conexión con ese niño que fui, que soy y seré. Micromundos superpuestos, habitados por esos mágicos hombrecitos; la relación, niño-hombre, anciano y naturaleza.
Viaje de ida y vuelta de planetas y estrellas más allá de la tierra, un universo invisible a los ojos, pero visible en nuestros sentidos.

Ilustrador Felipe Alarcón Echenique

————–

Felipe Alarcón Echenique ve en El Principito su fecundo sueño

Por tanto, es así como el espectador puede constatar que no hay una mera transcripción del texto, sino una idea e impronta plástica privativa de una concepción de la pintura y con ello de un proceso generador de un cúmulo de percepciones, evocaciones, creencias, fantasías, sentimientos y presentimientos. Todo el conjunto apunta a una cosmovisión y hasta a un panteísmo cuyas respuestas son las que invocan la infancia en su supuesta simplicidad sin advertir su compleja significación.

En definitiva, el riguroso esfuerzo ha tenido una consagración en la culminación de un proyecto que partiendo de la naturaleza de la infancia, la que todavía vive en todas las edades del hombre, se convierte en manos de Felipe Alarcón en un marco pictórico de ensueño, utopía, esperanza, deslumbramiento, imaginación y quimera.

Gregorio Vigil-Escalera

De las Asociaciones Internacional y Española de Críticos de Arte (aica/aeca)

———-

Para leer los textos completos, comprar el libro en Amazon.

Visits: 198 Today: 3