Sobre el aborto de presunta conspiración militar en Cuba

Por Carlos M. Estefanía

En días recientes, Juan Juan Almeida, hijo del comandante antibatistiano del mismo apellido, educado por Raúl Castro y formado en academias militares de la antigua URSS, adelantó en su canal de YouTube, Juan Juan al Medio, una serie de revelaciones que podrían señalar la existencia de una conspiración militar abortada en Cuba. Almeida aseguró a sus seguidores que más adelante daría los detalles.

Este domingo 10 de marzo de 2024, Juan Juan cumplió su promesa ampliando lo que había informado a sus oyentes sobre una cadena de arrestos de militares cubanos vinculados al exministro de las Fuerzas Armadas, Leopoldo Cintra Frías[i].

Conocido entre sus allegados como Polo, el presunto conspirador ha sido militar y político, contando con una larga historia de servicio. Fue ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba desde 2011 hasta 2021, además de haber sido miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y de poseer la alta distinción de Héroe de la República.

El mismo Juan Juan Almeida ha revelado en otro de sus programas que la caída de Polo en desgracia está relacionada con un intento de Cintra Frías de exponer las corruptelas del antiguo yerno de Raúl Castro, Luis Alberto Rodríguez López-Calleja Fallecido el 1 de julio de 2022, este otro personaje, fue un militar, empresario y político cubano que se desempeñó como jefe de la empresa estatal cubana GAESA y ha sido descrito como una de las personas más poderosas de Cuba. Además, fue un miembro clave del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. López-Calleja estuvo casado con Deborah Castro Espín, la hija mayor de Raúl Castro y es padre del nieto favorito de Raúl conocido bajo el alias de “El Cangrejo”.

Según la información proporcionada por Almeida, se realizaron arrestos de militares cubanos en relación con una red de comunicaciones clandestinas que podría estar vinculada al exministro Cintra Frías. Figuras prominentes del ejército cubano. algunas en retiro, se habrían visto envueltas en un juego de intriga y conspiración. Una misteriosa red de comunicaciones clandestinas sería la que desató la tormenta de investigaciones, con el denominador común de conversaciones irrastreables que se hicieron con Cintra Frías.

Todo habría comenzado, según el influencer, cuando el teniente coronel Emilio Martínez y el mayor Guzmán, ambos del Ministerio del Interior, fueron detenidos por elementos de la unidad de prevención en un edificio donde se dice que presumiblemente estaban conspirando, y se les incautó un teléfono satelital Inmarsat de uso exclusivo de las FARC. Por otra parte, un teniente coronel de apellido Guerrero, que se encontraba al frente de un grupo de artilleros cubanos, entrenando extranjeros en una Unidad Militar en Angola, también habría sido detenido la semana pasada por tener comunicación directa con Leopoldo Cintra Frías, usando esta técnica satelital. Guerrero ahora mismo se encuentra detenido en África, esperando ser enviado a La Habana. Paralelamente a esto, el jefe de una unidad en Camagüey, donde preparan y entrenan muchachos en técnicas de lucha irregular, también se encuentra sujeto a un proceso de investigación por haberse comunicado con Polo. También bajo investigación se encuentra la esposa del chofer de Polo, quien trabajaba en la oficina secreta del Estado Mayor del Ejército.

Otro de los arrestados sería Joaquín Gabriel Solás, también conocido como Quintín, quien se encuentra en retención de movimientos porque presuntamente fue quien repartió los teléfonos satelitales Inmarsat entre varios militares para facilitar la comunicación rastreable e inclinable con Leopoldo Cintra Frías. Asimismo, el segundo de Quintín, un tal capitán Sánchez también fue suspendido, y también lo está otro implicado, Juan Denis, quien se encuentra detenido por comunicarse vía satelital con el general Leopoldo Cintra Frías a través de Quintín Solás.

 En un operativo fallido, se tenía información de que Cintra Frías estaba enviando los teléfonos satelitales Inmarsat a los oficiales amigos en un microbús. Montaron un operativo en la finca de una hermana de Polo que tiene en San José, Provincia Mayabeque, y detuvieron el microbús, pero en lugar de teléfonos satelitales, lo que estaba descargando era unos sacos de urea que ocuparon y permanece ahora mismo en el depósito de la unidad 2721 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, ubicada en Mayagüez.

Informa Almeida que también lanzaron otro operativo similar en varios hoteles de las FARC, buscando otro Inmarsat que en teoría allí los había escondido el actual presidente del Grupo Gaviota, Carlos Latuff Carmenate, y aunque no encontraron más que robos de poca monta, dejaron la investigación. Juan también informa que el sábado 2 de marzo, elementos de prevención y la contrainteligencia militar tomaron la conocidísima escuela militar ITM, ubicada en Marianao, para detener a un profesor al que sí se le incautó 1 de estos teléfonos. Según Almeida, los acontecimientos recientes han sumido a las altas esferas del país en la paranoia, y el futuro de Cuba parece pender de un hilo verde olivo, esperando el desenlace de esta historia. Las repercusiones de estas revelaciones podrían ser significativas para el futuro político de la isla, aunque es importante tener en cuenta que, hasta el momento, estas informaciones no han sido corroboradas por fuentes independientes. Estemos atentos a los acontecimientos en las próximas semanas y meses para obtener una comprensión más clara de


[i] https://youtu.be/jpG0p2XSVP0?si=yqNX9I3fB3AS_VTu

Total Page Visits: 283 - Today Page Visits: 1