Síndrome «verdeolivo»

Por: Patronio*

No se puede ser inmigrante e inadaptado por añadidura, y manipular a la sociedad que te acoge en su seno a través de cuanto programa de manutención existe.

Mucho menos, culpar a esa misma sociedad de tus frustraciones personales o de tu incapacidad para vivir decorosamente y aprender nuevas cosas (entre ellas, el inglés). Es más fácil ir a especular a Cuba, conseguir mujeres jóvenes, construirles techos con dinero del sistema financiero americano que edificar como verdadero hombre, una vida en EU. Pero te falta sustancia de hombría. No sabes de Democracia ni de la tarrocracia de que padeces.

Solo entiendo en algunos, comentario sobre Democracia en EU, el viejo adagio de que la ignorancia es atrevida.

A ti, que no vives ni allá ni acá, no te tiemblan los dedos para criticar mi país. Tú que has abusado de las bondades de las prebendas en EU, dilapidando las tarjetas de créditos y cuanto programa de asistencia social has podido; tú que con el dólar americano vas a la pobre isla de Cuba a especular y lucrar con la miseria de familiares y amigos — cuando en realidad eres un mantenido aquí en EU—; tú, un individuo que ha vivido de familiares y amigos a quienes mucho debes en EU. Tú que criticas a esta gran Nación ¿me hablas de Democracia?

¿A ti, que desde esta Democracia se te sacó de la miseria en que se vive en Cuba e inmediatamente optaste por regresar a esa misma miseria con ínfulas señoriales con dinero que no es tuyo, ofendes mi país? ¿Tu, que has demostrado ser un vago de proporciones olímpicas, criticas a EU?

¿A ti, que esta tierra de Libertad te ofrendó un estatus social único (con todos los beneficios que ni siquiera tienen los que han nacido aquí), por el hecho de que en Cuba hay una dictadura, criticas mi Democracia?

No tienes derecho a eso. Lo que he visto de ti en más de una década, es triste; sobre todo con los viajes continuos a Cuba e historias desafortunadas de dominio público y de la que ningún Ser puede sentirse orgulloso. Pingueros y jineteteras no hacen la persona humana.

Tú, eres la persona menos indicada para criticar la Democracia en mi país. Habla del tuyo, de la represión, de la falta de libertad, comida, medicinas, etc. Sé que estás acostumbrado a ser gobernado por gente fuerte y despótica que tanto te gusta. Solo así se explica tanta pose feminoide como para vociferar y demandar aquí en E. U. cuando en Cuba no le tiraste ni un hollejo a un chino.

Sería bueno que regresaras permanentemente a la isla, a tus incontables Reinitas, a los punta pies de botas por el Ce, U, ELE, O. que tanto añoras. Pues como dice tu ídolo de la piedra, personas como tú: Aquí, no las queremos, no las necesitamos.

—————-

Patronio* es un seudónimo que utiliza Jose Raúl Vidal Franco para escribir crónicas y crítica de arte.

Puede ser una imagen de gafas de sol

Total Page Visits: 72 - Today Page Visits: 1