«Signum mittitur» ( leer a «Paradiso»)

Por Genovevo Griñán

Se cumplen 111 aniversarios del natalicio del gran pansófico cubano José Lezama Lima. Creador del sistema poético del mundo y de la paideia moderna (Curso Délfico). Se propuso «mejorar el intelecto y la lectura sobre el mundo». Este fenómeno literario no podrá dejarse de comprender fuera del contexto del proyecto pedagógico Vía lucís (El camino de la luz) de Juan Amos Comenio. Lezama fue un oponente del naturalismo de fines del siglo XIX y del hiperrealismo de principios del XX, lo cual coloca como un gran opositor de las ideas de Nietzsche y Heidegger.

Si para Comenio «el mundo entero es una escuela» necesitada de saber, para Lezama «el mundo entero es una imagen» necesitada de revelación, o para decirlo dramáticamente con Shakespeare, «el mundo es un escenario y los humanos no otra cosa que actores» necesitado de transformación.

En este sentido, Se echa de ver, leyendo la totalidad de obra (ensayo, poesía, narrativa) de Lezama, como se impregna de pansophia protomoderna, allende, desde luego, de cualquier proyecto literario clásico y barroco tan socorrido en sus textos.

En el contexto de la heterotopía habanera de la segunda mitad del siglo XX, Lezama busca pergeñar el camino de la pampaedeia y la pamnuthesia, y al mismo tiempo abre el camino de la luz traduciéndolo en la perfección del libro mediante una panaugia. De manera que: ¿cómo se puede encender la luz, la llama del saber total para allanar y esclarecer el camino de la virtud en un mundo corrompido?

Señores, leer a Paradiso.

Visits: 215 Today: 1