Santuario de la Virgen de Montserrat de Josep Maria Jujol

El Santuario de la Virgen de Montserrat (en catalán, Santuari de la Mare de Déu de Montserrat) es una ermita ubicada en Montferri, Tarragona, Catalunya. El templo, de estilo modernista, empezó a construirse en 1925 según un proyecto de Josep Maria Jujol y, tras un largo parón, fue terminado en 1999 bajo la dirección de Joan Bassegoda i Nonell.

La ermita se levanta sobre una colina, en la parte nordeste del término municipal de Montferri, a unos 380 metros de distancia del núcleo urbano.

El proyecto original fue trazado por el arquitecto Josep Maria Jujol, quien fue estrecho colaborador de Antoni Gaudí. En ocasiones se ha comparado este santuario con la Basílica de la Sagrada Familia.

El edificio tiene una planta poligonal que trata de emular un barco orientado hacia Montserrat. Toda la estructura está formada por arcos parabólicos o catenarios, sin el uso de paredes. Los nervios de los 42 pilares y las 33 cúpulas de la ermita recrean el perfil del macizo de Montserrat. 

Las tres puertas de acceso al edificio son de acero forjado, al igual que las barandillas, copia de un diseño anterior de Jujol.

Galería de fotos del exterior (seleccionar para ampliar)

Josep Maria Jujol i Gibert (Tarragona, 16 de septiembre de 1879 – Barcelona, 1 de mayo de 1949) fue un arquitecto modernista catalán.

Estrecho colaborador de Antoni Gaudí, fue creador de una obra arquitectónica con un marcado carácter personal. Son características de su producción una gran sensibilidad por las formas de la naturaleza, el interés por el detalle artesanal y la reutilización creativa de materiales viejos o de desecho, que lleva a su máxima expresión con una técnica a la que se le ha denominado ‘trencadís’. Su obra expresa su afecto por el paisaje rural del Campo de Tarragona y su profunda religiosidad.

Galería de fotos del interior (seleccionar para ampliar)

Colaboró con los arquitectos Antoni Maria Gallissà (1901-1902), Josep Font i Gumà (1902-1904) y Antoni Gaudí (1852-1926), con quien puede decirse que más que un discípulo más llegó a ser su colaborador personal y de confianza (compartieron incluso vivienda en las obras de la Sagrada Familia). El año 1906 obtiene el título de arquitecto. Participa en la fachada, decoración y mobiliario de la Casa Batlló, al inicio de su carrera como arquitecto, y finalmente será quien se haga cargo de las obras de la Casa Milà, ambas en el paseo de Gracia barcelonés. En 1909 es nombrado profesor auxiliar interino en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, y profesor numerario en 1913. En 1924 es profesor de la Escuela del Trabajo. En octubre de 1926 es nombrado, por concurso, arquitecto municipal auxiliar de San Juan Despí (Barcelona), actividad que desarrollará al lado de Gabriel Borrell que era el titular.​ En 1927 se casa con Teresa Gibert, y tras un viaje de luna de miel a Roma se instala en Barcelona. Participa en la remodelación de Montjuic (Fuente y Palacio del Vestido, ambas de gran eco en la ciudad). Durante la Guerra Civil (1936-39) se refugia en Sant Joan Despí, donde protegerá personalmente a algunos perseguidos como el sacerdote Pedro Simó. Tras la guerra pasa por graves problemas económicos, si bien continuó dando clases en la Escuela de Barcelona (a arquitectos como Coderch o Bohigas).

Hombre muy religioso, pero de carácter íntimo, afable y muy sencillo. Sus contribuciones al arte, además de las arquitectónicas (viviendas, iglesias, etc) se centran en la pintura y en el diseño. En la pintura, por ejemplo, puede considerarse el primer artista abstracto (ver las pinturas en las sillerías góticas de la Catedral de Palma de Mallorca, hacia 1910, arrojando pintura desde cierta distancia bajo la agradablemente sorprendida mirada del maestro Gaudí).

Visits: 399 Today: 6