Poeta: ¿el Ser nos ha abandonado?

Por Enriquito Díaz

El hombre parece estar vinculado a una cuerda tensada entre la prosa y la poesía, entre el argumento y la canción, entre el drama y la decadencia. Sin embargo, el paso por esa cuerda está dominada en los tiempos que corren por una fusta que lo obliga y lo empuja hacia la malversación. El supuesto avalanchamiento a que están llamados los malversadores contra la letra libre no lo determina implicaciones de tipo cuantitativa, señalamientos condenatorios, sino una condición moral de parloteo.

Hasta los diagnósticos más rigurosos, incurren también en esa moral parlanchina. ¿Cuál es la solución? No consiste en agregar palabras al deslizamiento argumental. El propio regodeo en torno al diagnóstico del problema es, por añadidura, un reflejo de la palabrería:  el Ser que abandona al lenguaje se traduce en mera palabrería.

Este podría ser un diagnóstico de mayor audacia si lo comparamos con el supuesto avanlanchamiento sin cauce.  La idea es sugerir, a través del poema, la tesis según la cual la existencia de ‘Ser’ se   equipará en una ‘Cosa’ o en un ‘objeto poético’. Tal fuerza de aparición, en la prestación de un poema, aniquila de ante mano cualquier tipo de irrupción argumentativa parlamentaria en la creación estética, porque el ‘ser en la cosa’ enfatiza dilucidar cuál es la fuente de autoridad poética y cuáles serían las posibilidades de que el objeto poético se transforme en mensajero.

La mejor experiencia según este módulo creativo la desarrolló Rilke ante una situación muy perecida a la predominante hoy. Hacia 1906, con los «Nuevos Poemas», Rilke daba un linguistic turn para llegar a establecer el imperativo, más allá de la poesía sensiblera y ‘modernista’, que le continuaba: el Ser que puede ser comprendido es lenguaje. Lo cual significa también: hay cosas significativas, vivas y humanas, transfiguradas en entes poéticos, que tienen la potencia de enviar señales y mensajes; es decir, emitir algo acerca de la libertad y de la voluntad de poder…

¿Por qué el Ser nos ha abandonado, queridos poetas?…

Visits: 388 Today: 2