Sobre «La salsa secreta del Tío Sam» de Rafael Marrero

Leyendo el Leviatán de Hobbes, me pregunto hasta qué punto existe una generosidad de parte del Estado para con sus ciudadanos. Si el Estado deviene en gran empresa para proveer vínculos y ofertas de trabajo es porque ha evolucionado dentro de la formación del capitalismo moderno.

Hay una forma de generosidad que no acabamos de comprender del todo. Cómo y hasta dónde se ha logrado en Estados Unidos ese devenir, esa forma de capital, lo prueba indirectamente el libro de Rafael Marrero La salsa secreta del Tío Sam.

Me atrevería afirmar, siguiendo un planteamiento de Max Weber, que la burocracia del capitalismo se ve afectada siempre y cuando el flujo del capital monetario y la acumulación financiera Estatal es producto de una mentalidad del espíritu capitalista de liberación. El libro de Marrero técnicamente no es teórico sino más bien pragmático, como aquel pragmatismo que pedía Andrew Carnegie sobre la laboriosidad ciudadana inscrita en una guía de aprendizaje.

La salsa secreta del Tío Sam es un libro americano. Una guía, un modelo práctico. Un experto para guiar la contratación federal y la gestión de proyectos. Cree en la prosperidad como escalón y estadio superior de las relaciones capitalistas entre el Estado y la ciudadanía. Es una obra estratégica en un campo de batalla mercantil. Escrito para promover las oportunidades en un mercado para hispanos, la salsa del Tío Sam permanece en secreto para muchos. En teoría económica, el gobierno federal de los Estados Unidos se ocupa en crear una gran clientela para sus servicios. Y técnicamente, Marrero nos desvela cuáles son sus modos de penetrarlo y contratarlo. Es un libro-guía para el triunfo, una posibilidad dentro de una fijeza del capital acumulado.

La población latina tiene en sus manos no solo una guía sino también una glosa sustentadora. Asesoría capaz de general producto excedente. La lógica del libro es empresarial, sus 52 capítulos, breves, con una escritura concisa y encomiable; recetas, como las llama el autor, rebosadas con el contenido exacto.

Quien emprenda el camino recorrido por los capítulos que nos oferta La salsa secreta del Tío Sam, a través de sus recetas, tiene garantizado el porvenir económico en Estados Unidos.