MILÁN KUNDERA O LA INMORTALIDAD

Por Waldo González López

El mejor sinónimo que hallo para recordar a este gran narrador —que falleciera anteayer en su entrañable París —donde residiera desde 1975— justamente es el título de uno de sus grandes libros: La inmortalidad, ese improbable/ansiado destino de muchos escritores, pero solo ganado por los mejores que, de Grecia acá, han alcanzado ese espacio sideral.

   A Kundera lo conocimos, por algunos fragmentos de sus obras, los ávidos lectores que en Cuba tuvimos acceso, durante el breve respiro que, durante un ínfimo tiempo en la cultura, aparentó el castrismo con la creación de la recordada revista especializada Opciones, publicada por la Editorial Arte y Literatura en la Cuba de los ‘90 s, dirigida por la traductora y editora checa Viera Pinonova, quien, con mi esposa Mayra del Carmen Hernández, integraba el dúo de editoras de esa publicación, en la que colaboraran, entre otros, el laureado narrador, editor y amigo, fallecido años atrás en España, Justo Vasco.

   Nacido en Brno, Checoslovaquia, el primero de abril de 1929, Kundera, además de célebre novelista, escribiría cuentos breves, piezas teatrales, ensayos y poemas. Militante durante poco tiempo del partido comunista checo, del que sería expulsado en 1950 por sus presuntas actividades anticomunistas, se prohibirían sus libros desde 1968, a consecuencia de la invasión soviética (que apoyara el tiranuelo tropical Castro), cuando quedaría desempleado, como odiado por el mediocre régimen —recordar los casos cubanos Guillermo Cabrera Infante, Heberto Padilla, Reinaldo Arenas, et al—, por lo que desde 1975 viviría el exilio en Francia, donde adquiriera la ciudadanía gala en 1987 y, por dominar el idioma de Montaigne, publicara sus novelas, ensayos y piezas teatrales en las mejores editoriales de ese país y en otros de Europa.

   Mas, amplío, con datos tomados de Internet: durante la llamada Revolución de Terciopelo de 1989, llevaría una vida de bajo perfil y rara vez hablaba con los medios. Como miles de sus lectores, este comentarista esperaba que le entregaran el merecido Nobel, pero, tal aconteciera con otros grandes escritores (recordar el flagrante caso de Jorge Luis Borges) la izquierdista academia sueca no lo honraría con el célebre lauro que por derecho propio merecía. Mas, si recibiría otros premios: el Jerusalen (1985), el Austriaco (1987) y el Herder (2000), como en 2021, recibió la Orden al Mérito de manos del presidente de Eslovenia. ​

   Kundera publicaría, entre otros títulos de alto reconocimiento y valía: La insorportable levedad del ser y La inmortalidad, sus más célebres, pero asimismo: La ignorancia, El libro de los amores ridículos y La lentitud, los que, por fortuna, poseo desde tiempo atrás, como su pieza teatral preferida por él: Jacques y su amo (1971); que se sumara a Los propietarios de las llaves (1962), con la que iniciara su breve producción escénica.

   Mas, a estos títulos agrego los igualmente significativos: La broma, definida por Louis Aragon como «una de las mayores novelas del siglo XX», ​La vida está en otra parte (1969), galardonada con el Premio Médicis a la mejor novela extranjera publicada en Francia en el año de su aparición (1973); su siguiente novela, La despedida (1973), obtuvo el Premio Mondello al mejor libro editado en Italia. En los EUA de 1981, mereció el Commonwealth Award, compartido con Tennessee Williams, por el conjunto de su obra dramática. Ese año, El libro de la risa y el olvido le valió la revocación de su ciudadanía checoslovaca. Y en 1982, recibió el Premio Europa de Literatura. El 21 de septiembre de 2020 le fue otorgado el Premio Franz Kafka en reconocimiento a su trayectoria literaria. El jurado aclaró: «Su obra representa no sólo una contribución extraordinaria a la cultura checa […] sino que ha tenido un eco en la cultura europea y mundial, después de haberse vertido en más de 40 idiomas».​ Al tiempo que le fue devuelta su nacionalidad checa.

   La crítica ha señalado el influjo en su creación de las novelas de Robert Musil y la filosofía de Friedrich Nietzsche, como asimismo la huella de L. Sterne, Henry FieldingDenis DiderotWitold lombrowiczHermann BrochMartin Heidegger y Miguel de Cervantes.

   También ha dicho que sus novelas se sitúan a medio camino entre la ficción y el ensayo, y hacen uso frecuente de la ironía, la presencia de diversas voces narrativas, la confusión entre elementos reales y ficticios y la digresión. En ellas el autor se enfrenta a sus propios fantasmas personales, el totalitarismo y el exilio, al tiempo que ahonda en los grandes temas de la libertad y la eticidad desde un profundo desengaño, a veces difícil de percibir tras su estilo aparentemente ligero y amable.

    Por último, ha apuntado sobre La insoportable levedad del ser 

es un intento de novela total, que repasa, a través de la vida de dos parejas, toda la historia reciente de Checoslovaquia y plantea sus permanentes interrogantes existenciales. El cirujano Tomas, muy mujeriego y que disfruta de una prestigiosa carrera en el extranjero, conoce un día a su compatriota Tereza, una frágil muchacha que acaba transformando su vida. Tomas la sigue a su país de origen, Checoslovaquia, regido por la dictadura comunista; el cirujano es objeto de depuración política y acaba en una granja estatal. Allí muere en accidente en compañía de Tereza. La narración pasa revista a otros personajes, como la pintora Sabina, abrumada por las rígidas directrices del arte oficial, el realismo socialista, lo que la lleva a una existencia vacua, sin raíces, desleal para con todos; o Franz, amante de la anterior, inestable, en una perpetua búsqueda de una vida que valga la pena ser vivida.

   En fin, con la desaparición solo física de Milan Kundera, la línea roja que lucha por dominar la cultura de no pocos países occidentales [con la excepción, entre otros, de Hungría y Polonia], se da de bruces contra este icono de la esencial literatura contemporánea, quien, desde ya, integra con su antecesor: Franz Kafka, el mayor dúo de las letras checoeslovacas, enriqueciendo el rico panorama de la narrativa actual.  

Visits: 614 Today: 1