Madre

Madre, aunque su naturaleza lingüística pueda resultar incomprensible, es la primera Morada del Ser. ¿Me sigues? Poéticamente, Madre evoca lo único e individual que forma parte de la existencia humana. En el vientre materno, de forma inexplicable, permanecemos durante un tiempo eternizados, inmunizados, cuidados y protegidos. Sin Madre, la vida biológica y social pierde su significado humano.

Madre es el primer invernadero de la cultura y la civilización. Incluso después de que el bebé nace, la Madre continúa irradiándole la forma de vida, contribuyendo a su protección natural en la Morada del Ser. Si tuviéramos que establecer un dios moderno, ya no sería Apolo o Zeus, sino Madre. En el carácter de la cultura popular norteamericana, Madre es el pilar de la tradición, el honor y la virtud. Madre no es ideológica, sino un elemento existencial fundamental. Por naturaleza, Madre da a luz a la patria, a la Morada del Ser. ¡La Madre naturaleza!

En 1906, Máximo Gorki escribió una de las narraciones más impactantes de la literatura moderna: La Madre. No se trata de la madre revolucionaria, proletaria o partidista, sino de Madre del ser. El papel de la Madre es insustituible. En esta humanidad, todo depende de la Madre. Ella es símbolo inmunológico biocultural por excelencia. Ese es el significado del Día de las Madres.

En la actualidad, Madre representa el olvido del ser. Por esa razón ontológica, hoy celebramos el Día de las Madres, en el segundo domingo de mayo. El ser Madre de la existencia.

¡Feliz día, Madre!

Total Page Visits: 25 - Today Page Visits: 1