Las Batallas de Peralejo

Por Héctor A Rodríguez PhD

13 de julio de 1895. Peralejo y su épica batalla, 128 años de un desafío que constituyó una costosa derrota militar y política para la colonia española. Para los cubanos, elevación moral y combativa. Historia ejemplar que inspira y convence, que perdura para todos los tiempos: ¡Libertad o muerte!

Qué linda historia rememorando la lucha entre Antonio Maceo y Arsenio Martínez Campos: dos hombres, dos ideas, dos fuerzas, un lugar, Peralejo. A 17 kilómetros de Bayamo, una sabana y una elevación. En la sabana, la primera batalla ya descrita; en la colina, la segunda batalla que aún no termina y hoy describo.

Comenzó en 1976 a un costo de 36 millones de pesos en construcción la Universidad de Granma y alrededor de 16 millones de dólares la dotación de laboratorios que el autor compró. Albergues para cinco mil alumnos. Talleres, almacenes, cocina comedor, áreas deportivas y piscina olímpica, así como seis anfiteatros, biblioteca y teatro, rectorado y oficinas y departamentos de tres Facultades: Agronomía, Veterinaria y Pecuaria, con 350 educadores y 60 técnicos auxiliares de laboratorios y docencia.

Los equipos de laboratorios comprados en Alemania incluían todo lo necesario y lo más moderno para las diferentes asignaturas de ciencias básicas, así como ciencias aplicadas y el mobiliario de cerámica refractaria de última tecnología en aquel entonces. Se edificó la Universidad más moderna de Cuba. Todos los laboratorios eran dobles; uno grande para 20 alumnos y otro adyacente para los profesores donde harían investigaciones y prepararían prácticas.

Todos dotados con campanas de extracción de gases para hacer digestiones, destilaciones, con muflas y estufas, balanzas analíticas, colorímetros, ph metros, refractómetros, centrifugadoras, destiladores de agua, hornillas eléctricas y toda la red técnica a las mesas de gas, agua, electricidad y vacío. Una joya científico-técnica a la altura del primer mundo.

¿Qué ha pasado? Parece como si el fantasma del subdesarrollo se hubiera despertado y dijera: aquí estoy yo para siempre. Lo que fue una hermosa obra ha comenzado su destrucción. No puedo explicarme la razón, salvo que sea el inicio de la implosión socialista por su propia obra. Otra razón podría ser el desinterés de las máximas autoridades del país. Mientras escribo este artículo, los nuevos jefes de Cuba están de vacaciones en Cayo Saetía, el coto de caza del difunto que ahora utiliza su heredero, del cual hablé en otro artículo.

Según narra la población, están ahí desde diciembre, parece que no les gustó su nueva mansión y la mandaron a reparar a su gusto, mientras se sacrifican en el cayo con su libreta de abastecimiento. Pero no solo él, su delfín también lo ha visitado y, para justificar la visita, ha recorrido el destartalado hospital de Mayarí, que se desbarata igual que los edificios de la universidad granmense. Dios los cría y el diablo los une.

Se han ido los estudiantes, han desaparecido. Los edificios donde vivían se están destruyendo, como se ve en la foto. Los pobladores de los alrededores satisfacen sus necesidades de madera, puertas, ventanas, inodoros, lavamanos, etc. y ya solo quedan las paredes. Se están llevando a los profesores hacia espacios abandonados para lo que fueron creados, por ejemplo, a los centros de inseminación artificial sin laboratorios ni equipos existentes en Peralejo.

¿Qué motivación puede tener la juventud cubana para estudiar las ciencias agropecuarias? No hay empresas o fincas privadas donde labrarse un futuro, donde tener ganado y vender su carne y su leche. Plantaciones de granos, hortalizas o frutales para producir abundantemente y ganar dinero, para tener buenas casas, buenos carros; en fin, una economía a la altura del esfuerzo que la tierra amerita. Pero eso está aún por venir en Cuba.

Mientras tanto, si alguien necesita una estufa de laboratorio, pueden buscarla allí, se las regalan y pueden asar pollos en ellas. Ha comenzado la segunda batalla de Peralejo, pero por su destrucción, no por la que lucharon los mambises.

Total Page Visits: 121 - Today Page Visits: 2