La razón erística y el debate público

Por Spartacus

Parece que hay un vacío en el mundo del intercambio de ideas: la habilidad de discutir con astucia, una dialéctica erística o arte de tener razón. Mientras el enfoque académico se inclina hacia la lógica platónica, Schopenhauer procuró revivir la astucia en el debate público a través de la poesía de la argumentación.

Estamos hablando del arte de debatir. Sin embargo, en Cuba, se observa una tendencia a la ‘normalización de la sofística’, donde se establecen cátedras, se imponen temas y se reclama la razón lógica, evitando cualquier confrontación que pueda expandir la comprensión y democratización de ideas.

Podría señalar nombres, grupos o tendencias relacionadas con esto, pero es poco probable que algún experto coincida con mi perspectiva.

Así como la Historia se convierte en un ardid poderoso para la razón historiográfica positivista, lo sucedido en 1840 en Cuba durante el debate filosófico sobre la impugnación a Cousin fue, en esencia, una lucha por establecer el método filosófico aceptado. Aunque el ‘debate’ fue publicado y leído en público, no puede considerarse un ejemplo de dialéctica erística.

Desde entonces, el enfoque normativo de la historia de la razón ha dominado las mentes de casi todos los intelectuales cubanos (yo incluido).

Si esto ha tenido efectos positivos o negativos, no puedo afirmarlo con certeza. Solo puedo intuir que la dialéctica erística se adapta mejor cuando empezamos a abordar la ‘razón irónica’, una aproximación burlesca e indirecta a los problemas cotidianos.

En el siglo XIX, un agrimensor en Bayamo generó un debate público acalorado en la plaza del mercado al intentar medir las parcelas de tierra del campo cercano a la ciudad utilizando medidas antropocéntricas (basadas en el cuerpo humano) en lugar del sistema métrico decimal establecido por la Revolución Francesa.

Aquí nos adentramos en un territorio inexplorado en la cultura del debate público en Cuba: la astucia de la voluntad de poder. La búsqueda de un enfoque que se aparte de la metafísica y se sumerja en un naturalismo vital, desatando así el poder expansivo del debate público.

Total Page Visits: 245 - Today Page Visits: 1