Kakiana Beach

Por Spartacus

Quizás, el resultado hubiese sido distinto si gran parte de la «literatura diariológica» tomase más en serio a Binswanger y menos a Freud.

Si la forma de la existencia solo se pudiera, a través del examen del sueño, determinar (como piensan ambos psicólogos) con la hermenéutica, no debería ser convertida en función de un nuevo Edipo y en una asumible erótica libidinal.

En cambio, según Beinswange en Dream and Existence, cuando simulamos la muerte a través del sueño, entramos en el teatro dionisiaco de la trágica verticalidad. Nos convertimos en alpinistas, en una suerte de autorrealización que se presenta cuando mediante el sueño se puede experimentar la libertad en un espacio que por sí mismo nos empuja hacia arriba, buscando una cumbre para luego descender en picada.

Siguiendo esta idea trágica del sueño anti-edípica, Miami no se debería llamar entonces, como la titulaba el onirólogo mayor Lorenzo García Vegas, Playa Albina, sino Kakiana beach.

Visits: 122 Today: 2