Javier Milei seis meses al frente de Argentina

Por Héctor Rodríguez PhD

Milei en España demostró por qué es mal visto por los socialistas españoles y los posmodernistas del mundo. Comenzó su discurso al recibir la Medalla Internacional de la Comunidad de Madrid, de manos de su presidenta, la Señora Isabel Díaz Ayuso, diciendo: «Venimos del futuro». Esta frase indicaba al auditorio y al pueblo español que conoce bien las causas y consecuencias del sistema socialista populista y que venía a contarles una historia que es deseable evitar, señaló al inicio de su genial discurso.

Explicó la historia de la decadencia y el daño que causó el socialismo en Argentina. «A fines del siglo XIX era el país más rico del mundo,» dijo. «Hoy, después de más de cien años, el socialismo y el populismo violento llevaron a Argentina al puesto 140 a nivel mundial. Recibimos el país en esa situación, con más de 13 años de caída del PIB per cápita. En mi reciente libro, ‘La Estulticia y la Razón’, publiqué una tabla similar de lo que sucede en Cuba, muestra del fallido sistema socialista en latitudes diferentes.»

«En Argentina, la presión fiscal sobre la producción de alimentos es del 70%. Es decir, el Estado se queda con el alimento de 280 millones de seres humanos, por lo que hay más de 5 millones de personas que no tienen suficiente para comer. Esa es la virtud del socialismo: generar pobreza. Y como decía Churchill,» acotó, «repartir la miseria.»

Al llegar al poder Milei, el gobierno anterior imponía al maíz, al trigo y a la soya gravámenes del 15-30%, como ejemplo palpable de lo denunciado por Milei. «Hoy día ha aumentado la exportación más del 80% por la erradicación de estos impuestos por el nuevo gobierno,» afirmó.

En su discurso, recordó su recorrido por Madrid y apuntó: «Viendo Madrid tan hermosa, no dejen que el socialismo les arruine la vida. Yo diría, vayan a La Habana para que lo vean.» Aquí dio una clase genial de economía política.

Denunció el modelo de la casta de premisas socialistas: «¡Donde hay una necesidad, nace un derecho!» Entonces explicó: «Si las necesidades son infinitas, los derechos hay que pagarlos y los recursos son finitos. El capitalismo de mercado es un derecho social, el sistema de precios es una de las mejores invenciones de la humanidad. Los socialistas no creen en eso; ellos creen en un monstruo horrible y empobrecedor llamado ‘justicia social’. Justicia social injusta y violenta que a unos les quita y a otros les da, precedida de robo y aumento de impuestos a punta de pistola; pues si no los pagan, van presos. ¿De qué justicia social hablan? Aumentan el gasto público, financian el déficit fiscal y los políticos desalmados llevan al endeudamiento. Las deudas que ellos crean son los impuestos futuros. Las fiestas que ellos crean en el presente las pagan personas del futuro que aún no han nacido, ni han votado por ellos ni sus políticas. Nada de lo que hacen es gratis, pues el endeudamiento genera más tasas de interés, peores niveles de vida, y genera estancamiento, que fue lo que nos pasó en Argentina.»

«Conscientes de ello, hemos alcanzado en seis meses el equilibrio del banco central y mejoramos de -15 a 5 el PIB, desaceleramos la inflación del 17,000% anual a 50% anual y ya el último reporte ronda el 3.5%. Los socialistas que me precedieron emitían papel moneda; hemos quitado 13 ceros a la moneda, influencia nefasta del kirchnerismo, ya que se sabe, emisión de dinero implica más inflación.»

«Siguiendo al maestro Carlos Fizo, hemos estabilizado la divisa, pasivos remunerados y cero emisión de papel moneda. Con ello, hemos preparado a la ciudadanía y al gobierno para establecer nuevas leyes que protejan a los argentinos, donde se procesarían legalmente con prisión al presidente, los ejecutivos implicados y todos cuantos causen los daños antes descritos al país. Más de cien años con todo ello ha hecho despertar a Argentina. De estas crisis no se sale con populismo,» continuó. «Sigo a Ancho Vasco quien define que el capitalismo es liberalismo con respeto el camino y Alberto Díaz, quien afirmaba dar vida al prójimo con propiedad privada, mercado libre y sin inmiscuirse el Estado. Esas fueron mis premisas durante mi campaña electoral,» decía Milei en su discurso. «Mis héroes son los empresarios, los productores, no los socialistas fallidos que envidian, que odian y que, si tienen que llegar al asesinato, lo harían, como han hecho en la historia reciente asesinando a más de cien millones de seres humanos en el mundo.»

«Quiero alertarlos del riesgo futuro del socialismo, que implica más intervención en sus vidas. Mises decía: ‘El conocimiento de la economía lleva al liberalismo, léanlo, estúdienlo.’ Calle también decía: ‘Si los socialistas tuvieran sus empresas, no serían socialistas.’ Llegué al poder no para guiar corderos, sino para despertar leones. Ese rugir ya ha llegado a todo el mundo, al mundo de la libertad, que son las únicas fuerzas que generan riquezas,» terminó diciendo.

De España partió hacia Alemania y la República Checa, donde recibió condecoraciones y respaldo similares.

Nota: El gobierno español despotricó en boca de su vicepresidenta, la señora Montero, y luego invitaron al culpable del gobierno anterior argentino, el Sr. Alberto Fernández, quien se sumó a desprestigiar a Milei y salió desprestigiado. ¿Saben por qué? Cuando los comunistas pierden, descalifican al contrario.

Total Page Visits: 302 - Today Page Visits: 3