Hantología y cubanidad

Por KuKalambé

Si exploramos los ámbitos de la filosofía, literatura, antropología e historia, se hace evidente la necesidad de orientar el estudio de la «cubanidad» dentro y fuera de la isla hacia la teoría del sujeto como mediumnidad. En otras palabras, es imperativo avanzar en el entendimiento de la teoría de la hantología (la ciencia de las visitaciones). En este contexto, la mediumnidad en la hantología, según lo expuesto en La introducción de la mediología de Régis Debray, no se reduce al conocimiento esotérico tradicional sobre la «transmigración del alma» y la reencarnación en nuevos cuerpos. Más bien, la hantología ofrece una fascinación única para aquellos individuos capaces de ser visitados por los textos en forma de transmigración.

La hantología constituye, por sí misma, el estudio de la transmigración de los textos en sujetos que asumirán una misión literaria, conformando así un cuerpo de huellas y archivos de inmunidad cultural destinados a proteger la «tradición» de los espíritus malignos y devastadores. Si hay un esfuerzo de gran envergadura oculto en Paradiso de Lezama Lima, por mencionar un ejemplo destacado, está relacionado con el sentido hantológico de la literatura y, al mismo tiempo, con la formación de la subjetividad visitada por los grandes textos. La genealogía hantológica»general de la formación de la nacionalidad cubana fue anticipada en mi libro: Manifiesto Convención: la cubanidad como imagen del mundo.

Sin embargo, al examinar el concepto de transculturación de Fernando Ortiz desde la perspectiva de la hantología, su tono positivista y funcionalista se desvanece. En consecuencia, emerge una antropología de la inmunidad cultural, explorando la herencia transmitida de la cultura nacional cubana a través de textos orales y escritos. Las causas y los funcionamientos culturales se desplazan hacia la comprensión de una teoría de la comunicación, la gramática y el habla («la cultura presupone, según Wittgenstein, el reglamento de una orden»).

Lamentablemente, nos encontramos en una etapa incipiente en cuanto al conocimiento en este tema, lo que permite que algunos «espíritus periodísticos» se conviertan en malos guías, asumiendo el papel de supuestos representantes del anticulturismo y detentadores de la cubanidad.

Total Page Visits: 347 - Today Page Visits: 1