«Eutanatrón A 380», novela de Francisco Alemán de Las Casas

Editorial: Verbo Desnudo(24 Noviembre 2015)

Idioma: ‎ español

Tapa blanda‏: ‎ 480 páginas

ISBN-10‏: ‎ 151950151X

ISBN-13‏: ‎ 978-1519501516

Dimensiones: ‎ 5.51 x 0.97 x 8.5 pulgadas

Es una novela escrita por Francisco Alemán de Las Casas. El personaje principal, Querubín Cayejas, vive inicialmente en Miami, Estados Unidos, en el año 2062. Debido a un lamentable percance que implican, entre otros artefactos, a una máquina para practicar eutanasia, conocida como Eutanatrón A 380 y a un viejo reloj soviético, Querubín Cayejas se ve forzado a escapar de Miami, saltando en el tiempo. Aparece en La Habana de los años 90, en medio de la crisis política y económica que sufrió la isla en esa época.

Los sucesos que siguen, complican más la historia, en detrimento de la tranquilidad del personaje, que se ve forzado a vivir no sólo en otra época, sino en una realidad paralela, con una vida pasada que no guarda ninguna relación con la propia. Eutanatron A 380 es una parodia a la solemnidad; una caricatura a los arquetipos humanos, en donde el autor se da el gusto de reírse de todos los personajes e incluso de los lectores, o más bien, de invitarlos a mirar el mundo con un poco más de humor.

Y ciertamente, si algo no le falta a la novela es humor. Humor absurdo y muy negro, en la mayoría de los casos. En sus páginas desfilan desde una señora obesa que sueña con ser bailarina clásica, hasta una cabeza de jurel que se corona como presidente de Cuba, una vez desaparecidos los Castro. La novela, según su autor, «contiene datos históricos que se ajustan con total verosimilitud a hechos reales ocurridos en la Cuba de los 90».

El escritor Rolando Aniceto ha escrito una reseña para la revista Conexos, titulada Eutanatrón A 380, la penúltima reinvención de Cuba:

«Si bien pareciera que en algún momento la obra va a desembocar en el llamado realismo sucio, no lo hace. Contextualizada como está en el disparate que es la isla de Cuba, donde lo más inimaginable puede ocurrir, uno primero tiende a catalogarla como una novela transgénera aunque se ha dicho que donde hay sentido del humor no hay dogma; así que no intento definirla más.»

«La mayor enseñanza de Eutanatrón, en cualquier caso, es que a la fallida Cuba sólo se le puede reconstruir con éxito en la literatura. La vulneración de la cronología para reflejar una isla enquistada en el tiempo y el juego con los planes temporales le dan al divertimento lujoso de Alemán de las Casas un tono jodedor-profético.»

«Esta suerte de Nueva Camajuaní La Grande se insinúa como otra reconstrucción de Cuba, una más, fallida quizás también. Tal vez esta próxima reinvención sea la octava si se tienen en cuenta la Cuba precolombina, la Cuba colonial, la Cuba de los ingleses, la Cuba republicana, la Cuba castrista, la Cuba de ultramar… y la Cuba de Eutanatrón A 380

«Esta nueva Cuba de la próxima entrega de la saga sería un bote que igualmente se hundiría en un océano de contradicciones con personajes que abogan por un modo de capitalismo a ultranza, pero se desgastan luchando por subvenciones estatales, grants; que blandean el posnacionalismo, pero se agotan machaconamente en una Cuba sin salida y en la defensa de las naciones de su agrado; que combaten el ego pero se apoltronan en el propio; que defienden la resolución de conflictos mediante el diálogo pero se ahogan en el monólogo interior.»

«Como abrebocas dejo escapar que Cayejas será un asesino en serie, pero no digo más. Quizás cuando se publique la saga uno vuelva a cuestionarse si es posible la reconstrucción de un país que ha sido deconstruido por siglos y que todavía es de una cartografía errática. Tal vez uno se cuestione si la Cuba virtual sea última y la más completa de las reconstrucciones. En ese caso el absurdo se extendería a todo el universo de la cubanía mucho más allá del ámbito meramente geográfico.»

Para leer la señera completa pinchar en el link https://conexos.org/2016/04/22/10186/

Visits: 188 Today: 1