El «mapa»: imagen sociopolítica y simbólico de la cubanidad

Por Valentinica Sánchez Manduley

En este libro aparece por primera vez un esbozo onto-topológico de la heterotopia de la Cubanidad. Como dice el «Manifiesto Convención», Saco, en una dura pelea contra el anexionismo, se preguntó en 1830 de manera convencional hasta qué punto una imagen totalizadora de la isla ya estaba presente en el imaginario del criollo a partir de sus referentes geográficos y sus diferencias limítrofes con el mundo.

Era por primera vez que la Cubanidad intentaba lograr tematizar una imagen de mundo arraigada, a través de los mapas y la cartografía, en el espacio geográfico de la isla de Cuba. Si hubo conciencia de nacionalidad cubana en esa época temprana del 1800, no hay duda que se debió al trabajo de divulgación de la cartografía cubana.

A través de los mapas de Cuba (croquis, agrimensura, dibujos, accidentes geográficos), el criollo reconoció por primera vez que su habitad pertenecía a un lugar específico de la isla: la «patria chica y la grande» (los mapas simbólico sociopolíticos de la cubanidad). Probarlo no es difícil: el sentimiento de cubanidad se adscribe al relato histórico y literario de la nacionalidad con base en el pensamiento cartográfico.

Visits: 273 Today: 1