El hombre mediocre

Por Maritza Antonieta Vega de Matanzas

Libro El Hombre Mediocre, Jose Ingenieros, ISBN 9788415605874. Comprar en  Buscalibre

Hace más de 100 años, todo, o casi todos los problemas de la sociedad, se resolvían a través de los pensamientos de la sociología positivista. Todo, porque evolucionar y mejorar la civilización dependía del estado de las «ciencias positivas». No sé por qué José Ingenieros tituló su libro más leído «El hombre mediocre». Debió titularlo «El hombre idealista». Sin embargo, he aquí la paradoja de las primeras tres décadas del siglo XX: la «sociología», al lado del «derecho», estranguló y cerro la posibilidad de vínculos con el flujo   de la «intuición creadora».

Lo cierto es que el «idealismo experimental», que profesaba Ingenieros y por el cual deslizó su pensamiento a lo largo de 200 páginas, nada bueno trajo a la evolución política de las sociedades latinoamericanas. Los idealistas experimentales, los que sonaron las campanas con el mejoramiento del hombre, abonaron, sin entenderlo, el terreno para que algunos «delincuentes antropológicos» cosecharan el fruto de las tiranías.

Ese ideal de perfección del hombre en virtud de la socialización positiva derogaba por completo la esencia zoológica del ser humano. Hasta qué punto existía diferencias concretas entre un «hombre mediocre» y un  «hombre idealista»,  si la mayoría en esa época de sociología positiva prefería denominarse un «ser social» y no un ser bajo la «voluntad de  Dios».

Visits: 572 Today: 1