Represión en Cárdenas, Matanzas

Represión en Cárdenas, Matanzas

El 11J visto por Ramón Menocal

Ramón Menocal responde al cuestionario realizado por Ediciones Exodus

1. ¿Cómo conoció la noticia?

Lo habitual: A través de las redes sociales. Son las que le han permitido al mundo conocer a profundidad lo que pasa en nuestra querida Isla y por lo tanto hoy por hoy constituyen el caballo de Troya del gobierno cubano. El intento de silenciar las redes sociales y todos los recursos electrónicos que la sociedad cubana tiene a su disposición a pesar del monopolístico dominio que intenta hacer ETECSA no pasa de ese límite: un intento que les resultara cada vez más difícil de controlar. Las imágenes de San Antonio de los Baños con cientos de personas protestando en las calles fue realmente un evento inédito en la realidad cubana.

2. ¿Cuál fue su reacción inmediata?

No hubo asombro de ningún tipo. Desde los acontecimientos del Movimiento San Isidro donde el régimen adopto la postura represiva característica del poder político en Cuba desde 1959 y el evento del 27 de noviembre donde los jóvenes artistas e intelectuales se plantaron frente al Ministerio de Cultura eran esperado más eventos contestatarios. La negación de un dialogo necesario con jóvenes cultos y preparados en las escuelas y academias de arte cubanas tiró por la borda algunas expectativas con relación a una conversación sobre derechos y civismo de la cual la sociedad cubana está sumamente necesitada. La singularidad del 11 de julio es que sin lugar a duda tomó desprevenido al gobierno y a los cuerpos represivos cuyo más elocuente reflejo fue el llamado del presidente cubano a enfrentar de modo violento las protestas y argumentando que las calles eran solo de los revolucionarios y que además los protestantes estaban confundidos. Todo esto evidentemente también reflejó un signo de debilidad del gobierno y sobre todo la falta de carisma y personalidad política como jefe de estado del señor Miguel Diaz Canel. 

3. ¿Le sorprendieron los hechos?

Como explico en la pregunta anterior no constituyeron para mi ninguna sorpresa estos acontecimientos. Eran de esperar. En medio de supremas necesidades por la envergadura y los efectos de la COVID 19, la falta de materiales sanitarios y medicinas, la aplicación a destiempo de una medida económica como la Tarea Ordenamiento cuyo fracaso es ostensible después de un año de su aplicación la población cubana amaneció ese día 11 de julio con el hartazgo a su máximo nivel. 

¿Habría que hablar del embargo? Evidentemente sí, pero mi personal opinión es que ya va siendo hora de cambiar la narrativa de esta política aplicada por parte de los Estados Unidos desde octubre de 1960 debido a las expropiaciones de las compañías norteamericanas en suelo cubano. Independientemente que el extenso entramado de esta medida que ya abarca 62 anos ha penetrado de manera casi obligatoria en la toma de decisiones con relación a Cuba y juega un papel crucial en la política electoral de Estados Unidos relacionada fundamentalmente con la comunidad cubana en el Estado de la Florida, habría que preguntarse porque durante el reinado de la Unión Soviética y el campo socialista en Cuba casi nadie hablaba de este tema. Esta narrativa que eleva y coloca el tono victimario del gobierno cubano en las Naciones Unidas todos los años en su más alto pedestal debería ser discutido y consensuado con los propios Estados Unidos. Pero para esto se necesitan políticos inteligentes. En cuba hemos carecido de ellos desde hace mucho tiempo. Los políticos cubanos siguen siendo rehenes de las ideas de “plaza sitiada” adoptada por la llamada generación histórica.

(ver: https://jorgegcastaneda.nexos.com.mx/de-donde-viene-el-bloqueo-alias-embargo/?fbclid=IwAR1fcFmWbi8EhPEtnToOB-6HEzKBHYr_3ZgakXvQa5N-uU8d2psl_2E0ypY )

4. ¿Hizo valoraciones y las confrontó con otras personas de su entorno?

Todos hicimos valoraciones, y todos confrontamos los hechos surgidos de los acontecimientos inéditos del 11 de julio. A pesar de los intentos del monopolio de ETECSA de cortar la visibilidad de lo que estaba ocurriendo, el mundo pudo ver y continúa viendo en estos momentos las secuelas de los procedimientos arbitrarios del gobierno cubano y los excesos juridiciales de los que somos testigos.

5. Los sucesos le llevaron a manifestar algún tipo de actividad de apoyo, dudas o rechazo.

Nada de dudas, nada de percibir a los manifestantes como personas confundidas como alegó el Sr. Diaz Canel. Reflejé mi apoyo total a través de un articulo que edité en Facebook titulado «Un análisis personal para enriquecer un debate necesario» 

(ver: https://www.facebook.com/search/top?q=un%20analisis%20personal%20para%20enriquecer%20un%20debate%20necesario )

6. ¿Qué valor otorga a ese hecho en la historia de Cuba?

En mi opinión 1l julio no ha sido un hecho inédito en la historia de la revolución. Aunque con otras motivaciones por parte de los participantes, podemos considerar que el asalto a la Embajada de Perú en 1980 fue un hecho violento y evidenció hace 42 años el hartazgo de una parte de la población cubana, la cual quería huir de país. 125.000 seres humanos cruzaron el Estrecho de Florida en apenas unas semanas, igualmente hacinados, en busca de libertad y una vida mejor.

El 5 de agosto de 1994, el litoral habanero fue testigo de una revuelta popular conocida como El Maleconazo. Miles de cubanos salieron a la calle por primera vez desde la revolución, para protestar por la situación que vivía la isla, en medio del llamado período especial. El alzamiento popular comenzó en la Avenida del Puerto y mucha gente se fue sumando a lo largo del Malecón. Hubo ruptura de vidrieras, actos vandálicos, gritos de consignas antigubernamentales. Por primera vez se escuchaba en las calles: Cuba sí, Castro no. ¡Libertad! ¡Libertad!

A diferencia de estos dos hechos altamente contestarios que le permitieron a Fidel Castro usar con mano maestra su válvula de escape para permitir el éxodo de miles y miles de cubanos, el 11 de julio encontró 2 factores nuevos: La muerte de Fidel Castro y la supresión por parte del presidente Obama de la ley 

“Pies secos, pies mojados”, la cual permitía el ingreso de inmigrantes provenientes de la isla solo si habían pisado las costas estadounidenses. Fue suprimida por la administración Obama el 12 de enero de 2017. 

Los acontecimientos del 11 de julio en mi opinión agregan los mismos ingredientes y métodos represivos que ha usado el gobierno cubano en cada momento que han surgidos estos hechos contestatarios. La diferencia con los anteriores eventos es el trabajo inconmensurable que ha realizado la prensa independiente para divulgar, trasmitir hacer que el mundo vea como se maneja el gobierno cubano acallando y reprimiendo a su población.

7. ¿Cree que ese tipo de situaciones espontáneas rompe con el histórico mesianismo de los cubanos?

El histórico mesianismo de los cubanos esta roto hace bastante tiempo. EL pueblo cubano es consciente de que si ellos mismos no buscan su felicidad nadie la va a buscar por ellos. La retórica propagandística que le asigno un papel a Fidel Castro de mesías que llego  en 1959 para abrir las puestas de la felicidad y el hombre nuevo no encuentró asidero creíble en las sucesivas generaciones de cubanos que han sido y son testigos de la debacle económica del país y no precisamente por los efectos del embargo de Estados Unidos.

8. ¿Tiene alguna otra sugerencia?

No.

9. ¿De qué ha servido, en su opinión, este suceso?

Este suceso, por las características de su erupción en medio de una situación critica con la pandemia, las consecuencias de la TAREA ORDENAMIENTO que ha disparado la inflación a niveles desorbitantes y la falta de medicamentos, recursos de todo tipo, así como el colapso del sistema de salud cubano entre otros factores ha servido para reflejar de modo claro la verdadera cara del régimen al que no le interesa ningún tipo de disentimiento de la población contra el gobierno ni que el pueblo se exprese de modo libre.

Las palabras en la televisión cubana del señor Díaz Canel , llamando a los “revolucionarios” y promulgando:  “La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios” ha servido para demostrar que el gobierno no le interesa escuchar a nadie que disienta o no este de acuerdo con las políticas del PCC.

Este suceso ha servido para demostrarle al mundo que aunque lleve un poco de tiempo, el pueblo cubano será finalmente el que abrirá las puertas de la libertad y la libre expresión.


Ramon Menocal
Es educador y artista plástico cubano

Visits: 398 Today: 2