De lo universal a la cercanía

por Coloso de Rodas

En el ámbito de las reflexiones ontológicas, se nos muestra que el ser humano no es universal, en contraposición a la noción de universalidad que se encuentra en la filosofía platónica. El hombre, al menos, no encuentra su morada en el universo. Más bien, sueña con él y ha construido a partir de esa ensoñación una elaborada teoría de lo universal. Es posible que su proyección mental esté vinculada al universo, a los dioses, como se vislumbra en las imágenes que Borges teje en su relato del Aleph.

No obstante, el ser humano se precipita hacia su existencia, que se manifiesta en la cercanía, en la proximidad, en la circunvalación. De ahí emerge el concepto de Dasein. Los imperios, las comunidades, las provincias, las ciudades y las naciones son representaciones imaginarias y concretas de esta circunvalación. La razón por la cual la cartografía asume la imagen del mundo se debe a la representación de la cercanía, de la existencia aquí y ahora.

Mientras esta cercanía circunvalante se desarrolla en forma de crianza y domesticación en los parques humanos, se reproduce un modelo y diseño que se repite en todas partes. La cercanía se revela como el único elemento universal que verdaderamente poseemos. El único elemento universal en Don Quijote es el diseño de la empuñadura. Alfonso Quijano empuña todo lo que dirá. Sujeta la empuñadura de su lanza y escudo para enfrentar los molinos de viento en la circunvalación de la cercanía. Esta empuñadura universal se ha transformado hoy en día en el acto de presionar un botón para iniciar una acción.

Incluso en la era de la interconectividad y la facilidad para activar acciones con solo presionar un botón, nuestro punto de partida sigue siendo el espacio de la cercanía circunvalante. Kafka expresó esto de manera enigmática en La metamorfosis: Gregorio Samsa es incapaz de salir de su habitación. Es en la cercanía más inmediata donde encontramos las técnicas y medios para conectarnos con el mundo. Cuando Martí escribió «Patria es humanidad«, intuyó la importancia de la existencia, del lugar o espacio construido por el hombre para habitar su entorno cercano, la patria.

Y, ¿por qué no considerar que la frase de Nietzsche, «Dios ha muerto«, también se refiere a la libertad del hombre en el contexto axiomático y metafórico de la presencia de la cercanía en la vida de los seres humanos?

Total Page Visits: 4 - Today Page Visits: 1