Comentario sobre el «Libro de la sincronicidad» de Carl Jung

Por Pedro Díaz Méndez

¿Qué es la sincronicidad? Aunque el fenómeno llamado sincronicidad ha permeado el mundo desde siempre, el término fue acuñado por Carl Jung para expresar la conexión acausal de dos o más fenómenos psíquicos y físicos. Es decir, la “acausalidad”, que es otro término jungiano, se entiende como la coincidencia temporal de dos o más eventos que guardan relación entre sí, pero que no son uno la causa del otro, sino que la relación entre ellos es de contenido.

Psicoanalisis - Creatividad en la Psicología

Jung se inspira en el caso de una paciente la cual se encontraba en una situación de estancamiento en su tratamiento. El racionalismo hiperbólico de la joven (animus inflación) le impedía asimilar materiales cetonia aurata inconscientes o de la inflación, término que a su vez se refiere a aquel espacio o energía psíquica que permite, según Jung, la expansión que supera la limitación individual inherente a la personalidad, a fin de que se pueda fundir con el inconsciente colectivo e indiferenciado.

Una noche, la paciente soñó con un escarabajo dorado: Al día siguiente, durante la sesión de psicoterapia, un insecto real chocó contra la ventana del armario de Jung. El psicólogo lo atrapó y descubrió sorprendido que era un escarabajo dorado; una presencia muy rara para ese tipo de clima.

Generalmente, se habla de coincidencia en casos como este. Pero este tipo de coincidencias casi nunca carece de sentido. Utilizando el método de amplificación, Jung buscó materiales relacionados con el escarabajo y llegó al concepto de muerte y renacimiento (reencarnación) de la corriente esotérico filosófica que se encierra en los antiguos Vedas, o, libros del final del conocimiento.

SINCRONICIDAD ANT. EDICION (Spanish Edition): O'GORMAN, DAVID:  9788486221270: Amazon.com: Books

De esta manera, Jung concibió el escarabajo como un símbolo de una muerte y un renacer simbólicos que la paciente debía experimentar a fin de lograr la realización de una personalidad más íntegra y balanceada, la cual dejaría atrás el desbalance y la neurosis de su vida diaria.

Finalmente, Jung habla de las coincidencias significativas de los fenómenos físicos y psicológicos que están conectados de manera acausal.

Detrás de todos estos fenómenos el investigador suizo coloca la constelación de un arquetipo que, en su opinión, involucra manifestaciones igualmente objetivas – en el mundo físico – y subjetivas – en la psique del individuo.

Jung escribió un libro sobre sincronicidad junto con el físico teórico y premio Nobel W. Pauli, proporcionando pruebas de su concepto. La sincronicidad, como teoría explicativa, se aplica a fenómenos desde el área de la parapsicología (premonición, telepatía, sueños, etc.) hasta el I Ching (el método específico de consulta y funcionamiento del Oráculo), la astrología y muchos otros campos limítrofes. Jung se interesó por la posible naturaleza universal de las imágenes del I Ching, e introdujo una influyente traducción alemana de Richard Wilhelm al discutir sus teorías de los arquetipos y la sincronicidad.

En este tratado sobre la sincronicidad también está presente la psicoterapia junguiana, como ya hemos mostrado con el caso experimental de la joven paciente, pero también en situaciones donde los pacientes encuentran información sobre sus psicoterapeutas por vías extrasensoriales, información que no era pública, o viceversa, cuando los psicoterapeutas obtienen información sobre sus pacientes. Jung atestigua este último caso en sus relatos.

Total Page Visits: 170 - Today Page Visits: 3