Algo sobre el ensayo cubano

Por KuKalambé

En el panorama literario de Cuba, la mayoría de los ensayistas se dedica primordialmente a trabajar con fuentes bibliográficas, recurriendo frecuentemente a textos de segunda mano. Esta práctica plantea interrogantes acerca de si constituye una limitación profesional, especialmente en contextos donde se requiere diagnosticar y reconstruir procesos históricos o culturales de manera exhaustiva. En tales escenarios, la creatividad y la invención tienen un papel limitado, pues la fidelidad a los hechos prevalece.

Tomemos como caso emblemático el estudio de la historia de la jurisprudencia en Cuba. Este campo demanda una reconstrucción meticulosa, la cual solo puede lograrse mediante una investigación profunda y detallada de fuentes primarias, incluyendo documentos y registros periodísticos contemporáneos. Sin embargo, surge la incógnita: ¿realmente los ensayistas cubanos se sumergen en los archivos y hemerotecas para realizar esta labor?

Es cierto que existen excelentes ensayos sobre la historia intelectual de Cuba y temas conexos, pero estos representan apenas una fracción de lo que podría explorarse. El ensayo sobre temas intelectuales cubanos ocupa solo una mínima parte de las grandes hipótesis que podrían ser destacadas desde un enfoque histórico y cultural.

Entre las hipótesis aún no exploradas en profundidad en el ensayo cubano, destaca una particularmente intrigante. En su novela La roca de Patmos (1932), Alberto Lamar retrata a uno de sus personajes como un «hombre sin cualidades», un arquetipo de su época, aparentemente en transición. Este personaje se presenta en contraste con la gran movilización de masas de aquel tiempo. La figura de este «hombre sin cualidades», típica de un periodo de cambio, ofrece un campo fértil para la reflexión ensayística, representando una oportunidad para profundizar en la comprensión de la identidad y la evolución social y cultural cubana. No obstante, este tipo de análisis aún no se ha desarrollado plenamente en la literatura ensayística cubana.

En resumen, el ensayo cubano, a pesar de sus logros, aún tiene ante sí un amplio espectro de temas y enfoques por explorar, especialmente en lo que respecta al uso y análisis de fuentes primarias para una comprensión más profunda y matizada de su rica historia y cultura.

visits: 201179 Today: 11